Miguel Cerro y una banda sonora… la de ‘La Vaquera’

Miguel Cerro y una banda sonora… la de ‘La Vaquera’

30 Jul 2014

Es profesor. Pero es músico. Y es cantautor. Y es, sobre todo para Hinojosa del Duque, quien pone  la música de su ‘Vaquera’. Porque esos sones, no sólo de la serranilla del Marqués de Santillana, sino de todo un repertorio que abarca unos 45 temas, forman parte ya de una especie de “cantinela” que cada cuatro años por agosto se tararea entre los Hinojoseños. Es, en gran medida, el padre de la banda sonora de ‘La Vaquera’. Y no lo es por casualidad sino que, como a quienes cosechan de verdad éxitos, la suerte le visitó trabajando. Desde que empezó a estudiar su carrera de filosofía, Miguel Cerro comenzó a componer. Su faceta de cantautor – que le ha llevado a tener dos discos en el mercado- la desarrolló en Granada y desde hace 17 años trabaja como director y profesor de filosofía en un pueblo de Sevilla. Así que, no, la música no es su profesión, pero desde luego sabe combinar ambas cosas muy bien.

Nos ha contado cómo hizo “la Serranilla del Marqués de Santillana en los ‘80 cuando estudiaba en Granada”. Es decir, varios años antes de que se hiciera la Vaquera pero, “cuando más tarde se escribe el libreto de Francisco Benítez y a través del entonces presidente de Diputación, Matías González, el dramaturgo me lo entrega y me dice, simplemente, ¿qué música te sugiere?”.

Y nada más. Así empieza a surgir una música que a todo hinojoseño le es hoy familiar  y que Miguel Cerro desarrolló “siempre bajo las indicaciones de los primeros directores de la obra, Paco García Torrado y Mercedes Castro. Ellos fueron con quienes de verdad viví un trabajo de muchísimas horas, de ver muchos ensayos… Era la primera Vaquera y nadie sabía lo que iba aquello a ser, pero fue muy bien acogida por la gente”.

Tanto, que este año viviremos la VI edición. Es decir, hubo una segunda, una tercera… Y Miguel las recuerda todas: “En la segunda edición de la Vaquera se añadió el proemio, por lo que creamos la música de la llegada de la Reina Isabel. Desde la tercera edición se han ido añadiendo más y más temas, contando actualmente con 45 canciones exclusivas. La obra musical de la Vaquera ha ido creciendo casi sin darnos cuenta” y ahora tiene un disco propio y otro que se espera sacar tras la edición de este año.

Y hablando de ésta sexta,  Miguel, y a petición del director, José Manuel Murillo, ha “querido mantener la esencia musical de la obra pese a que se trate de un libreto nuevo”. Y, cuando nos habla de la esencia musical de ‘La Vaquera’, lo hace refiriéndose a esa “mezcla de lo medieval con lo popular, lo costumbrista. Su sostén son los instrumentos de cuerda, guitarras, bandurrias, laudes… pero también la percusión”. Como novedad este año, ha compuesto “cinco temas nuevos, cuatro completamente musicales y un romance del desamor. Dos de ellos dedicados a uno de los nuevos personajes, Aldonza, que viene a conseguir los favores del Marqués”.

También habrá un tema “muy melancólico, creado para la escena en la que el Marqués se declara a la Vaquera y otro que acompañará el monólogo del poeta Manrique cuando se lamenta de las acciones de su amigo el Marqués y que evoca ese sentimiento de decepción”. Por entre el padre de la Vaquera y su hija”. Poner música a esta escena –confiesa Miguel- ha sido un reto apasionante”.

Y os preguntaréis... cómo se inspira alguien para acompañar así de bien las diferentes escenas de la obra de la Vaquera. La receta de Miguel Cerro es ésta: “Leer el libreto muchísimas veces. He visto como están caracterizados los personajes, he tomado apuntes y… he esperado a un puente, el de mayo, en el que aislarme de todo y meterme de lleno en la obra. El hecho de haber participado en ediciones anteriores y que Chema –en alusión al director- me hubiese descrito las escenas minuciosamente, también me ayudó. Aunque también me dejo llevar por la intuición musical, me planteo, ¿cómo diría yo esto si tuviera que manifestarlo cantado?”.

Ha terminarlo por decirlo muy bien en las cinco anteriores ediciones y ésta de 2014 no dejará de ser especial pues, para Miguel, “‘La Vaquera’ cada año es un reto nuevo y lleno de ilusión. Siempre lo vivo con la misma intensidad. Hoy por hoy, me siento igual de motivado q hace dieciséis años. Es un proyecto cultural de gran envergadura con mucha gente y agentes sociales implicados. No es un simple concierto de 200 personas, es el proyecto musical más importante en el que colaboro y lo hago, al igual que los músicos, de manera altruista simplemente por eso, porque creo en la cultura de mi pueblo”.

Y, obviamente, no está sólo en el proyecto. Le acompañan 14 músicos. Once de ellos son miembros de la tuna y cuentan además con dos chicas, Mª Carmen Aranda y Mª Ángeles Gómez.  Además, Miguel Cerro tiene como una especie de extensión en Hinojosa para que, cuando él está lejos, el trabajo no se detenga. El compositor musical de ‘La Vaquera’ describe a Eloy Fernández como “alguien muy importante que me conecta con todo y con todos aquí, el que ha hecho el trabajo más duro con los músicos y mi principal ayuda en este cometido y es que, tras seis ediciones, nuestra compenetración musical es de largo recorrido”. Es, sobre todo, el encargado de coordinar unos ensayos que suponen, tras cuatro años, “recordar siempre lo aprendido pero, una vez que ya está todo digerido, va más rápido. En junio y julio hemos estado asimilando los temas y ahora ya estamos encajándolo con las escenas y los actores. Lo que es de alabar es que muchos de los músicos son gente que trabaja todo el día, que viene incluso de viaje… Y ahí sí que hay esfuerzo. Pero todos nos sentimos muy identificados con lo que se hace y trabajamos con mucha ilusión”.

Precisamente de esa ilusión es de la que Miguel Cerro pretende que se contagien todos los espectadores la gente disfrute viéndola. Y que el resultado sea bueno para que este proyecto se siga consolidando y continúe que acudan a ver la obra. “Sólo quiero –asegura- que siendo, lejos de ideologías, un proyecto del pueblo”. Pero si alguien ha definido aquí algo ha sido él con su música. Esa que se ha convertido ya en una auténtica banda sonora tarareada y asumida como suya por los hinojoseños y que, cuando se le pregunta por ella a Miguel Cerro, le lleva a contestarte… “¿Qué se siente?-se pregunta de nuevo- Se siente… Me emociona… No lo puedo describir. Me emociona y me alegra ver que, de algún modo, algo que ha nacido de mí, lo tenga mi pueblo como suyo; que, aunque muchos no sepan quien lo ha hecho, los hinojoseños lo tengan como propio. Me enorgullece”. Y a los hinojoseños nos enorgullece contar con gente como él, porque cada año con la misma ilusión recordamos que “Ya vienen las vacas, por Corredera…”

Categorías: 
Portada
VI Edición de la Vaquera de la Finojosa

Atrás